Un error judicial deja libre al Guardia Civil que mató a su ex pareja

Jaime M.S., el Guardia Civil que en 2007 mató a su ex pareja en Cambados (Pontevedra), abandonó este jueves la prisión debido a un error judicial, puesto que le prorrogaron la orden de prisión fuera de plazo, cuando ya se habían cumplido dos años desde su detención, al sobrepasar en un día el periodo legal. Ante estas circunstancias, la jueza titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Cambados, Eva Armesto, se reunió con los abogados de la defensa y la acusación, tras lo que decidió mantener la libertad provisional Jaime M.S, aunque le prohíbe entrar en la localidad pontevedresa.

Según informaron fuentes judiciales, tras dejar la cárcel, Jaime M.S. cogió un taxi para acudir al juzgado de Cambados, donde debe presentarse todos los días. En concreto, el guardia civil llegó sobre las 11.15 horas a la sede judicial y, tras abonar el taxi, entró, a cara descubierta al juzgado, sin hacer declaraciones.

Al parecer fue un error judicial el que ha provocado la puesta en libertad de este hombre, acusado de matar a su ex pareja, María Luz Posse, porque le prorrogaron la orden de prisión fuera de plazo, cuando ya se habían cumplido dos años desde su detención, al sobrepasar en un día el periodo legal.

Ante estas circunstancias, el abogado de la familia de la víctima, Manuel Laureano Barreiro, aseguró que después del error judicial “poco se puede hacer” y que únicamente les queda solicitar medidas cautelares y de protección para la familia de la fallecida. El letrado, que puntualizó que todavía se desconoce la fecha del juicio, consideró “impresentable” la situación del acusado y apuntó que no se debe descartar “el riesgo de fuga”.

De igual manera habló el fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, quien solicitó formalmente que el juzgado dicte un nuevo auto de prisión al considerar que “persiste el intento de fuga”, motivo por el cual, en su momento, se solicitó prisión para el guardia civil. “Existe este riesgo porque la pena que se prevé por este delito es notoriamente alta y el acusado puede tener la pretensión de sustraerse a la acción de la justicia.

Además, Aladro añadió que se debe valorar la “alarma social” que suscita que un acusado de matar a su compañera sentimental esté en la calle antes de la celebración de un juicio sin fecha. En este sentido, manifestó que va a solicitar la finalización de la instrucción al entender que el caso es “bastante claro” y no habría nada más que investigar.

REUNIÓN CON LA JUEZA

Precisamente fue por petición del fiscal por lo que este jueves se reunió la jueza que lleva el caso con los abogados de defensa y acusación, con el fin de llegar a un acuerdo con la situación del acusado. Finalmente, la magistrada mantiene la libertad provisional de Jaime M.S, obligándole a comparecer a diario en los Juzgados. Sin embargo, el acusado tendrá que personarse en los Juzgados de la localidad coruñesa de Ferrol –en donde reside su familia–, ya que se le prohíbe la entrada en Cambados, como medida de protección para la familia de la víctima.

Esta situación se mantendrá hasta la celebración de juicio. Al respecto, fuentes judiciales confirmaron que el trámite pata fijar la celebración del mismo está a la espera del escrito de calificación del Ministerio Fiscal.